Elijah

Artes y Manualidades”

—¿Papi, cuánto falta para ver a papi?

—Sólo un poquito más. —Bill sonrió al niño de seis años en el asiento trasero—. Cuatro luces verdes más.

—Demasiado. —Elijah hizo un puchero—. ¿Crees que le gustará mi dibujo?

—Creo que le encantará, bebé.

Bill le dio una mirada al espejo otra vez, observando a su hijo emocionado, dando pataditas contra el asiento, mientras miraba por la ventana.

&

Elijah hizo porras cuando, por fin, Bill se estacionó en el piso de gravilla que eventualmente se convertiría en el nuevo centro comercial. Ya se había desatado el cinturón de seguridad y había comenzado a retorcerse para salir de su silla infantil para cuando Bill abrió la puerta trasera. Bill tomó firmemente la mano de su hijo mientras se aproximaban al sitio de construcción y Elijah prácticamente estaba dando saltitos de emoción por ver a su padre, por supuesto, pero también por ver todas esas máquinas que lucían tan interesantes, esparcidas por el lugar. Con un pequeño chillido, soltó su mano del agarre de su padre. Bill se aterrorizó cerca de tres segundos antes de darse cuenta hacia quien corría su hijo.

Tom también corrió los últimos pasos para recibir al pequeñito en un fuerte abrazo. Elijah lazó sus bracitos al cuello de su padre y lo apretó fuerte. Rió en el oído de Tom cuando iban de regreso a Bill. Mientras se acercaban, Bill pudo ver como Tom lo apreciaba, mirándolo de arriba abajo y arqueó una ceja. Tom acomodó a su hijo en un solo brazo, ladeando la cabeza para besar a su esposo.

—También es bueno verte, bebé. —Sonrió—. ¿Cuál es la ocasión?

—Tu hijo insistió en mostrarte, tan pronto como fuera posible, lo que había hecho en la escuela hoy —respondió Bill—. Apenas lo subí en el coche, dijo que tenía que venir de inmediato a verte.

—¡Hoy es el día de artes y manualidades, papi! —Elijah se estiró para tomar un gran trozo de papel de la mano de Bill, sosteniéndola con orgullo a tres pulgadas de la cara de Tom—. Teníamos que dibujar a nuestra familia. ¿Te gusta?

Tom sostuvo el dibujo a una distancia más razonable—. Es un gran dibujo, hombrecito. —Sonrió a la única cosa que pudo distinguir a primera vista—. Veo que pusiste a tu papá en su peludo abrigo rojo.

—Porque es su favorito. —Elijah señaló a la figura de palo más grande del papel, la que tenía grandes manchas de lápiz café desparramadas en la cabeza—. Y ese eres tú, y estás usando tu cinturón de herramientas y ustedes dos me están tomando de las manos.

Tom achinó los ojos ante una mancha café con patas, situado a los pies de Elijah—. ¿Ese es Pumba?

—¡Por supuesto! —Su hijo señaló a una gran mancha negra con patas, que estaba al otro costado—. Y ese es Harley. ¿Puedes encontrar al señor “cara de pelos”?

Tom volvió a mirar el papel, buscando cualquier cosa que se pareciera a un hámster. Le dio una mirada a Bill, quien moduló la palabra “árbol”.

—¿Por qué lo pusiste en el árbol? —Tom preguntó a su hijo.

—Porque tenía ganas de escalar, por supuesto.

—¡Oh! Bueno, sí. —Tom asintió, compartiendo una sonrisita con su esposo—. Por supuesto que a un hámster le dan ganas de escalar, algunas veces.

—Sabía que lo descubrirías. —Elijah estaba contento—. Porque tú eres muy inteligente, papi.

—Dile eso a tu otro papi —murmuró Tom, mirando de reojo a su esposo—. Él no siempre lo cree.

Elijah rió cuando sus padres volvieron a besarse, sólo para quejarse penosamente cuando Tom lo besó en la mejilla y lo volvió a bajar al suelo. Agarró la mano de Tom, todavía no estaba listo para soltarlo.

—Papi tiene que volver al trabajo, hombrecito.

—Deberías golpearte el pulgar con el martillo —sugirió Elijah—, así podrías tomarte libre el resto del día.

Tom río—. No creo que eso sea suficiente para dejarme tiempo libre.

—¡Por eso tienes que golpearte el pulgar realmente fuerte!

Elijah pateó enojado la tierra, mientras sus padres se volvían a besar y Tom se alejó un paso de ellos.

—¿Lasaña para la cena? —Preguntó Bill.

—Perfecto. —Tom ya podía sentir su estómago rugir—. Los veo a la noche.

Bill tomó la mano de su hijo y guió el camino. El puchero de Elijah se volvió una sonrisa contenta cuando miró por sobre su hombro, viendo como su padre se despedía con la mano mientras se alejaba de ellos, caminando al revés.

& FIN &

Notas de elvisfan: Los comentarios son como todas las grandes ideas que estoy teniendo estos últimos días… aunque no vengan con la suficiente motivación para sentarme a escribirlas.

Notas de MizukyChan: Aaww, que ternura de historia. Supongo que se imaginaron a Tom usando el cinturón de herramientas, ¿verdad? Me encantó.

Traductora del fandom

6 Comments

  1. Que pena que esto sea solo un one shot porque te juro que podría engancharme a esto a modo serie!! Super bonito, se hace muy corto, que ternura de familia!

  2. Tom de constructor?? Oh o de Ing?? Caray yo me lo imagino todo rudo 😉😀😁
    Gracias, muy tierna la historia!! 💞

  3. Cosita bella! ! Yo amo a ese niño! ♥ como lo dije en su momento, para mi Elijah es como la continuación de «under construction».
    Y ahora le puedo dar mas imagen a Tom el constructor como cuando salió en el thtv del photo shoot de Dream Machine, usando su playera verde y un cinturón como de constructor xD

  4. Que lindo está!!! Nunca lo había leído.
    Gracias por esto tan hermoso.

  5. Excelente ! me encanto !!! gracias elvisfan por esta joyita … besos !!!

  6. No puedo con toda está ternura ¡que hermoso! Me encantan las historias donde los gemelos son un matrimonio con hijo incluido y sin duda este OS es una joya, ojalá tuviera una continuación 😭

Responder a Cindy Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *